20 Julio 2018

De mecato a postres

Bizcocho y mesa de postres
De mecato a postres

Mecato. Dice el diccionario que es un pequeño refrigerio que se toma entre comidas. De sal o de dulce. Hay muchos que nos han acompañado por años y que, cuando los probamos, tienen el poder de transportarnos a la infancia, de traernos recuerdos. Barrilete, Frunas, panelitas Copelia, Bon Bon Bum, Supercoco, Quipitos, Chocoramo, Maní Moto, Nucita, Cocosette… 

La invitación a los chefs y reposteros que hacen parte de esta Libreta morada, para esta segunda #ExperienciaCreativaLLM, fue a crear un postre a partir de uno de esos “mecaticos” que son clásicos para los colombianos. Un postre que perfectamente pudiera estar en la mesa dulce de un matri. Un postre que demostrara su creatividad, su versatilidad, su capacidad para adaptarse a las necesidades de un cliente, de unos novios; de seguirles sus gustos, sus caprichos.

El espíritu de este ejercicio no está en la competencia, está en hacer que surjan las buenas ideas, la inspiración. Muchas gracias a Vale, de Vale Picar; a Sara, de Peccato Postres; a Juli, de Molin Repostería; y a Pauli y todo su equipo de Como Pez en el Agua, por sacar un tiempito y aceptar esta invitación. ¡Aquí les compartimos el delicioso resultado! Si se antojan de alguno, ya saben a qué repostera pueden buscar.

Todas las fotos son de nuestra gran amiga y fotógrafa Valentina, para que se den una pasadita por su provocativa cuenta de Instagram: @valento_fotografa

PD: el año pasado, por esta misma época, hicimos una #ExperienciaCreativaLLM similar, esa vez utilizando frutas inusuales y muy colombianas como protagonistas de los postres. En este link pueden verla o recordarla: http://www.lalibretamorada.com/articulo/postres-con-sabores-nuestros-20

Fotos: Valento Fotografía.

CRÈME BRÛLÉE CON COPELIA

Ni Sara, de Peccato Postres, ni nosotros, tampoco, sabemos qué tienen, pero las panelitas Copelia son adictivas. Es difícil parar una vez nos comemos una de esas pequeñas maravillas, creadas en Medellín desde más de 30 años. Para este ejercicio creativo, Sara incorporó trocitos en la mezcla de una clásica Crème brûlée y dejó otros más encima de la crujiente capa de caramelo. ¿Para un matri? “Por supuesto”, responde Sara. Les cambiaría el envase y listas para la mesa de postres.

BROWNIES DE COCOSETTE

Aunque el origen de esta crujiente galleta rellena de crema de coco es venezolano, no hay duda de que su sabor traspasó fronteras. En nuestro país, desde hace mucho tiempo, se convirtió en un dulce icónico. A Juli, de Molin Repostería, le encanta, y de ahí su decisión de agregarla a unos brownies y acompañar estos de una suave cheesecake de Cocosette. Una mezcla perfecta.

BON BON BUM EN EL MAR

Un reto grande fue el que tuvieron en Como Pez en el Agua al seleccionar esta chupeta setentera, colombianísima además, entre los dulces propuestos desde esta Librea morada. Punto a favor: apostaron por el sabor clásico, el rojito, de fresa, de siempre. El postre, cuenta Pauli, está inspirado en los paseos de la infancia, “en cuando comíamos Bon Bon Bum en el mar”. Se compone de un crumble de almendras y limón, bavarois de vainilla francesa, brillo de Bon Bon Bum, mango biche, crema de limón y caramelo de Bon Bon Bum y sal. Zoom a sus detalles.

MONTADITOS DE MINI CHOCORRAMOS

En la casa de Valeria, donde nacen las delicias de Vale Picar, siempre hay Chocoramo, ese ponqué recubierto de chocolate que desde hace cuatro décadas acompaña a los colombianos. Por eso, no dudó en elegirlo para participar en esta #ExperienciaCreativaLLM. Lo hidrató con almíbar, lo cubrió con arequipe y sobre este puso unas crispetas con caramelo salado y almendras. Con flores comestibles le dio el toque de color a su creación. Tomen nota, novios.

Comentarios

  • Tatiana Bello 16-09-2020 17:09

    Que delicia se ve ese postre con Copelia, me encantó el blog!

  • (57) 315 383 6348 + (57) 310 549 0848 info@lalibretamorada.com

  • Suscríbete

    Regálanos tus datos para inspirarte, para estar más cerca de ti. Queremos consentirte, llenarte de ideas, actualizarte, contarte muchas historias.

    Sí, acepto