30 Noviembre 2019

¡Nuestra primera casa!

Hogar - Lista de regalos
¡Nuestra primera casa!

Es verdad que la fachada no determina la dicha. Es verdad que los cuadros no enmarcan la emoción. Es verdad que los muebles no guardan confianza y las cocinas no llenan corazones. Es verdad que una casa es más que paredes pintadas y camas cómodas. Que un hogar son los que habitan. Que las buenas noches llevan buenos días. Y también es cierto que esa primera casa, ese primer apartamento, ese primer loft o apartaestudio es la ilusión estrenándose. 

Gracias a María Clara Prieto, de TopList; a Daniela Chica, de La Carpintería; a Marcela Piedrahíta, de Espacio Visual y a Sonia Vieira, de Masala, que nos ayudaron a armar esta casa: bienvenidos al recorrido exprés para organizar el espacio donde van a pasar la vida (al menos esa primera vida) juntos.

ABRAMOS LA PUERTA...

Tenemos que decir que el color determina el aura, la luz y hasta el ánimo de un lugar. Eso sí: no hay adecuados o inadecuados. Para los gustos…las paredes. Todo depende de lo que buscan: tranquilidad (colores neutros, claros) o personalidad (colores fuertes, encendidos).

RECIBAMOS A LOS INVITADOS...

…en la sala, el lugar destinado para las visitas. Aquí reciben las energías de los amigos, de las familias, de los que más quieren. Aquí celebran, se gozan la casa, brindan tantas veces. Un buen sofá, una mesa central (por cierto, los baúles están en tendencia) y un par de poltronas son los imprescindibles de este espacio. 

Sonia Vieira, de Masala, cree que la primera casa se empieza con lo que se tiene de soltero o por lo que se hereda de los papás o los abuelos. Quizás, la sala es el espacio donde todos aquellos objetos que le dan alma y vida, que traen calidez, se ven mejor.

SIGAMOS CON EL BALCÓN O LA TERRAZA...

…ese espacio ideal para sentir el viento o para crear un segundo ambiente en las reuniones donde los invitados son más. Es el lugar del verde, de las plantas, las materas, las flores. Y también, de un par de sillitas con una mesa pequeña para desayunar los domingos. Si el espacio es más amplio, ¿qué tal una mecedora, o una hamaca?

HORA DE COCINAR ALGO RICO…

Si el presupuesto todavía no alcanza para un bbq en el balcón, la cocina es el lugar tradicional para compartir delicias. Con buena iluminación y una buena barra, ya está casi todo resuelto. Para aquellos más arriesgados, las mismas herramientas les sirven de decoración: dejar los frascos de almacenamiento a la vista, colgar los implementos de la cocina y poner canastas con frutas son algunas ideas.

Aunque la lista de la cocina es la más larga de toda la casa, los imprescindibles son la nevera, una vajilla, un set de cubiertos, un set de ollas y una lavadora.

…PARA SERVIRLO EN EL COMEDOR…

Sigue siendo el lugar donde la familia se reúne, donde la energía de todos se encuentra. Por eso, Daniela y Marcela están de acuerdo: las barras grandes de cocina no reemplazan el comedor. Si de espacios reducidos se trata, las bancas (en vez de sillas) pueden funcionar muy bien. 

Una lámpara que cuelgue, un espejo, un bife o un centro de mesa bien llamativo, hará que este lugar especial se vea habitado, tenga alma. 

ANTES DE DORMIR, UN BUEN LIBRO EN EL ESTUDIO

Este espacio es quizás el que más se puede crear con lo que cada uno tiene: un escritorio o una biblioteca modular. Ahora no es necesario un mueble a la medida como se usaba antes; con drywall se pueden hacer las tablas para acomodar los libros. También se vale llevar esa lámpara de mesa que tanto le gusta a él y ese cuadro que le agrega más personalidad que le gusta a ella.

UN BAÑO PARA RELAJAR LA NOCHE

En los baños, tanto el principal como el social, los aromatizantes son cómplices perfectos. Un espejo con un marco original, una canastica con toallas y un buen mueble de almacenamiento (para evitar que todas las cremas, cepillos y demás estén regadas por ahí) es todo lo que necesitan para que espacio esté listo para abrir al público. 

POR FIN, ¡A DESCANSAR!

El espacio de los dos. El lugar para estar en paz. Para soñar: la habitación. Para unos, el más importante. Para otros, después de la sala, el segundo en relevancia. Por obvias razones, una cama cómoda, amplia, que provoque, es el elemento irremplazable y esencial. Después, vienen los nocheros, un edredón que combine, las luces cálidas, unas velas bonitas, un tapete, un perchero… Incluso, debería ser la primera compra. En este tour está al final, porque casi siempre, la habitación también lo está… Pero denle el primer lugar.

NO ESTÁ DE MÁS RECORDAR:

-Presupuesto: cuando es bastante amplio; Daniela recomienda empezar de cero porque da la posibilidad de hacer el lugar al gusto de los dos. Sin embargo, cuando es limitado, cree que aquellos objetos muy personales (como la cama) deben ser nuevos, sobre todo por la energía que van a representar; en cambio los objetos decorativos sí pueden ser herencias (siempre y cuando tengan ese valor sentimental que los hará especiales).

-Paso a paso: volvemos al primer punto. No siempre se cuenta con el presupuesto para que la casa de los sueños aparezca inmediatamente. Por eso, es clave hacer una lista (pedirle ayuda a la mamá es muy, muy acertado) con lo que es prioridad para que poco a poco ese espacio vaya pareciéndose más a lo que se imaginan.

-Ni muy muy, ni tan tan: el mejor acuerdo, según María Clara es que todo el mobiliario de la casa lo definan entre los dos. Son los objetos más grandes y entonces, más visibles y al elegirlos de manera neutral (ni muy masculinos, ni muy femeninos), el espacio se verá de pareja. El toque de cada uno, se puede agregar en los detalles. Marcela, en cambio, aconseja repartirse los espacios: el comedor es tuyo, la sala es mía, la cocina tuya…

-Lista de regalos: tener en cuenta que no sólo existe la cocina, porque según Marcela es un error muy frecuente. Si no se van a casar, Daniela recomienda hacer una reunión con la familia y los amigos más cercanos para que les ayuden con detallitos.

Y a propósito de la lista, les dejamos CINCO CONSEJOS (si están próximos a hacerla) para que acierten y realmente sean regalos efectivos:

1. Incluir un almacén de cada y uno de estilo de vida: en el primero se encuentran las cosas básicas del diario vivir, como cubiertos, vajillas, electrodomésticos. El segundo es más para esos “antojos” que no son prioridad, pero dan mucha felicidad.

2. Tomarse el tiempo (entre los dos) de armar la lista. Prohibido que sea labor de uno solo.

3. Elegir artículos para todos los espacios de la casa. Es una de las fallas más comunes. La cocina, casi siempre, queda a reventar y los otros lugares un tanto desérticos. 

4. Elegir regalos para todo tipo de presupuesto.

5. Elegir, al menos, una tienda online: esto le facilita la vida a los invitados.

En este link, encuentran un check list muy detallado, que les puede ayudar: https://www.tiendatoplist.com/checklist-para-tu-lista-de-novios/

Dijimos, entonces, que una fachada no determina la dicha, pero seamos más específicos: no determina la dicha completa. Porque llegar a ese lugar que llaman hogar, verlo tal como les gusta, saber que lo armaron juntos… llegar a ese lugar donde las paredes reflejan lo que son; es un tipo de felicidad. El espacio, en cambio, sí es irrelevante. Puede ser pequeño o grande y si la alegría ronda por ahí, terminará ocupando todas las esquinas.

Fotos: todas las imágenes son cortesía de La Carpintería.
ESTE TEXTO FUE ESCRITO POR JULI LONDOÑO PARA LLM.
(EN INSTAGRAM LA ENCUENTRAN COMO @CARECOCO). HERMANA DE PABLO, DE SANTIAGO, DE FELIPE. PERIODISTA, ENAMORADA DE LAS LETRAS HECHAS LIBROS, HISTORIAS, VIAJES, CANCIONES DE SABINA. SU FIRMA TIENE –SIEMPRE– UN ESPACIO EN LAS PÁGINAS DE ESTA LIBRETA MORADA.

Comentarios

  • (57) 315 383 6348 + (57) 310 549 0848 info@lalibretamorada.com

  • Suscríbete

    Regálanos tus datos para inspirarte, para estar más cerca de ti. Queremos consentirte, llenarte de ideas, actualizarte, contarte muchas historias.

    Sí, acepto