31 Mayo 2017

¡GRACIAS!

Apuntes
¡GRACIAS!

Mis reuniones nunca duran lo que calculo. Al final miro el reloj y tengo que empezar a hablar más rápido. Sí, ¡más rápido!

¿Por qué La libreta morada? Es probablemente la pregunta que más me hacen. Aunque a veces, pasa que cuando hablas mucho, como yo, no esperas a que te pregunten sino que cuentas la historia de entrada. Con todos los detalles. Para los que aún no la conocen, acá les comparto la versión escrita de esta libreta morada. Antes mía, ahora de todos. Aprovechen porque leyéndola se demoran 5 minutos, si me tuvieran al frente, ya saben. Me propusieron matrimonio el 5 de abril de 2014. Una semana después busqué en mi escritorio y encontré una libreta Moleskine morada que había comprado en un aeropuerto. Escribí en la primera página con un nudo en el estómago porque, no sé a ustedes, pero a mí me pasa que no quiero que se me gasten. Entonces las cuido. Escribo con lapiceros de colores, y aunque solo las vaya a leer yo, quiero que siempre se vean bonitas. Organizadas.

Empecé a llamar proveedores y a anotar citas. Pegué los recortes de las revistas con los referentes de los vestidos que me soñaba. Zapatos. Centros de mesa. Yugos. Peinados. A veces tachaba, reprogramaba, utilizaba flechas. Así durante siete meses. Me casé y después llegaron las preguntas, las llamadas. Amigas, conocidas que se acababan de comprometer y no sabían por dónde empezar. No una, ni dos ni tres, ¡muchas! Entendí que el sentido común es el menos común de los sentidos, que Dios te manda señales y así, mientras las ayudaba, me empecé a enamorar. ¿De quién? De esta industria. ¿Quería ser wedding planner? No. ¿Quería formarme para ser decoradora? Tampoco. Además, zapatero a tus zapatos. 

En El Colombiano trabajaba como periodista de moda, escribía para varias revistas, hacía estilismo y producción en editoriales. Ahí estaba la respuesta: quería seguir haciendo lo que me apasiona: escribir. Enfocada, ahora, en este sector. Quería darles voz a las historias de tantos proveedores, quería mostrar algunos matrimonios que se hacen en la ciudad y que muchas veces quedan en el anonimato. Quería ser ese medio de comunicación, ese referente de búsqueda, esa guía que me hubiera gustado encontrar a mí. Cercana, curada. Que tiene claro a quién le está hablando.

Me inscribí en un concurso de emprendimiento que premia las cien ideas más innovadoras de la ciudad. Pasé a la primera etapa, después a la segunda y en agosto, después de cinco meses, un plan de negocios estructurado y un espíritu emprendedor que estaba escondido, gané Capital Semilla. Como estoy segura de que dar el primer paso es la mitad del camino, decidí renunciar a mi trabajo para dedicarme por completo a este sueño. Por supuesto que salir de la zona de confort es duro, durísimo. Dejar de recibir una platica quincenal, ¡qué angustia! Pero algo me decía que valdría la pena. Creía en mi idea de negocio, tenía el apoyo incondicional de mi esposo, de mi hermana. De mis papás. ¿Para qué más?

Ya ha pasado un año y medio. Jamás pensé que robarle tantas horas al sueño y madrugar más sería tan gratificante. El sonido de las teclas. De tantas historias en la cabeza. Pero el camino no ha sido fácil, no nos enseñan a crear empresa. Se aprende haciendo. Preguntando. Equivocándose. Volviendo a empezar. Sintiendo miedo. Colapsando. Uniendo fuerzas, por eso esta libreta ya no es solo mía, también es de Nacho, mi mejor amigo. Mi socio.

Y ahora sigo en plural. ¿Cuándo sale al aire el portal? Probablemente la segunda pregunta que más nos hicieron en este tiempo. Y sentíamos una presión tan grande como el deseo de poder responder con una fecha exacta. Y cumplir. La responsabilidad, el compromiso. Sentimos un montón que se estaba retrasando, pero a veces las cosas son así. Hemos aprendido a entender los tiempos de un proyecto digital. A soltar la perfección. A disfrutar del proceso con sus demoras. A manejar la frustración. A celebrar cada avance. A depender de terceros. A no rendirnos. A aceptar que todo hace parte de emprender con el corazón.

Hoy nace este portal y de él las ganas de compartir un sueño profesional. Muchas gracias por la paciencia, por estar aquí y hacer parte de esta historia. 

Comentarios

  • Liliana castro 04-06-2017 07:06

    Lindo contenido

    La libreta morada 08-06-2017 20:06

    @Liliana castro Muchas gracias por leernos Liliana. Un abrazo.

  • Natalia Sosa 04-06-2017 20:06

    Me encanta la libreta Morada!

    La libreta morada 08-06-2017 20:06

    @Natalia Sosa Nati hermosa, tu siempre tan especial con esta libreta. Un abracito. Gracias por seguirnos desde el principio en nuestras redes y ahora en el portal. Algún día nos tenemos que conocer.

  • Lorena Giraldo 10-02-2018 09:02

    Son lo máximo los sigo y leo sus post pero apenas hoy vi la historia de porque libreta morada y los conocí ..es súper ponerle cara a esa persona que escribe de forma tan cercana y que cuando hablas de ella es ... vieron lo que “Mari” o publicó en libreta morada..: todos mis amigos y familia juran que somos amigas jejjeje por la forma tan cercana que hablo de ti ...y aunque no somos amigas si te siento muy cercana .. felicitaciones

  • Marta Duque 14-02-2018 23:02

    Esta buenísimo y precioso todo!!! Animan a seguir amando!

  • (57) 315 383 6348 + (57) 310 549 0848 info@lalibretamorada.com

  • Suscríbete

    Regálanos tus datos para inspirarte, para estar más cerca de ti. Queremos consentirte, llenarte de ideas, actualizarte, contarte muchas historias.

    Sí, acepto