Agustín Bedoya Fotografía

La conoció en el colegio, en una de esas materias vocacionales. Eran más las pretendientes -mecanografía, caligrafía- pero a Agustín Bedoya lo conquistó la fotografía. Fue un clic, casi un amor a primera vista. Por ella conoció también a la que hoy es su esposa, una amante del video, de las imágenes en movimiento. Bautizos, primeras comuniones, fiestas de quince años, lo social ha marcado su camino como fotógrafo. Y las bodas, que ahora son su especialidad, su foco.

Para hablar de Agustín Bedoya hay que hacerlo en plural, de los Bedoya, de sus hijos. De Daniel, diseñador gráfico, el filmmaker del grupo. Y de César, comunicador audiovisual, que decidió seguirle los pasos a su papá detrás del lente. Dos amigos se suman al equipo de producción. Son cinco, siempre.

Lo mejor de trabajar en familia: que somos un equipo.

Para ser fotógrafo de bodas se necesita: corazón.

La mejor hora para una foto: de 4:30 a 5:30 p.m.

La fotografía para qué: para inmortalizar momentos.

Un dron para qué: para enriquecer una historia.

El mejor momento de un matrimonio: los votos.

CONTACTO

Nombre

Agustín Bedoya

Teléfono

270 09 80 / 331 95 55

Email

ajbedoya@une.net.co

Redes Sociales

Este proveedor está listo para ayudarte Escríbele

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Trabajan fuera de la ciudad?

Sí.

¿Dónde han hecho matrimonios?

Mompox, Cartagena, Montería, Valledupar, Bogotá, Cundinamarca, Coveñas, Cartago.

¿Además de bodas qué otros servicios ofrecen?

Fotografía de maternidad.

¿Cuántas personas cubren una boda?

El equipo de producción de fotografía y video son cinco personas.

¿Se puede contratar foto y video independientes?

Sí.

¿Cuál es el valor de la hora extra?

No trabajamos por horas extras.

¿Envían cotización vía email?

Sí.

¿Con cuánto tiempo de anticipación llegan donde la novia?

Dos horas antes o según lo acordado.

Comentarios

  • (57) 315 383 6348 + (57) 310 549 0848 info@lalibretamorada.com

  • Suscríbete

    Regálanos tus datos para inspirarte, para estar más cerca de ti. Queremos consentirte, llenarte de ideas, actualizarte, contarte muchas historias.

    Sí, acepto